martes, 30 de octubre de 2007

Elocubración precoz

Pirateado de Wikipedia:
"El principio de no contradicción es una exigencia del pensamiento racional y, junto al principio de identidad y al principio del tercero excluido, constituye las bases de la lógica aristotélica clásica.
Para Leibniz y, en general, para los filósofos racionalistas, el principio de no contradicción es innato, es decir, se halla en el alma humana sin necesidad de haber sido aprendido. En sus Nuevos Ensayos, Leibniz lo expresa del siguiente modo: "El principio de contradicción incluye dos enunciaciones verdaderas: la primera, que una proposición no puede ser verdadera y falsa a la vez; la segunda, que no puede ocurrir que una proposición no sea ni verdadera ni falsa"."
Alguna vez me dijeron (acusaron me suena mejor) que me contradigo a menudo. Lo cierto es que no puedo distinguir muchas cosas a la luz de la racionalidad, sino de la emotividad.
No es fácil para mí deci(di)r si una tenia es larga o delgada, si un elefante es orejudo o trompudo o gordo o grande, o si una persona es mercantilista o rockera u oportunista o lo que sea.
En otros blogs, en otros espacios hay discusiones filosóficas muy sesudas e interesantes acerca de las etiquetas que utilizamos para definirnos, así que no entraré en esa discusión (por el momento).
Vamos al comic (fuente de la nueva mitología): Clark Kent es o no es lo mismo que Supermán (con tilde en la a, según ediciones Novarro), Bruce Wayne (Bruno Díaz en América Latina) es ficticio o el inventado es Batman, ¿quién crea a quién?.
En la vida diaria me encuentro con varios papeles, roles o personalidades dentro de mí: profesional (dividido en profesional "bueno", profesional "eficiente", profesional "estricto"), padre, hijo, e.s. (nop, no es "espíritu santo", es "eternal student" porque me encanta aprender), posero (pa LCBL), amigo, etc.
En la categoría amigo... ahí estoy frito, porque paso del "hermano que nunca tuviste" al "conocido" con una facilidad asombrosa, y entre las personas con las que comparto esta etiqueta (otros amigos, por supuesto) tengo indígenas (con los que comparto algunas ideas), blancos, cholos, cholos desclasados, comiqueros, rockeros, cumbieros, afectuosos, raleadores, putas, maricas de closet, periodistas, perdonavidas, guardaespaldas... sin especificar la gran variedad de profesiones que tiene cada un@ de ell@s.
No me hinchen si me contradigo... varios personajes en la historia se contradicen de lo lindo, no me exijan coherencia, yo tengo mi norte y lo sigo (a veces también me pierdo, como tú)... ejemplos:

Acaso me contradigo? Muy bien, entonces, me contradigo a mi mismo. Soy enorme, contengo multitudes.
-Walt Whitman

Uno debe tener caos dentro de si mismo para dar a luz una estrella que baile.
-Friedrich Nietzsche

Mi nombre es Legión, pues somos muchos
- Mateo 5

Atte.

La(s) Maldad(es)

viernes, 26 de octubre de 2007

Regresé!!!

Luego de unos enfrentamientos "cyber"- verbales con un ocasional rival, de mayor calibre literario que su humilde servidor... pues me acordé que tengo un blog... blogcito dice "ese".
JAJAJA
Ahora en serio... si es que puedo.
Las opiniones son gratis... mis opiniones son gratis... sin embargo YO no soy una figura pública, ni pienso serlo (popular soy, por eso me refugio en el anonimato pa que mi blog personal no esté lleno de comentarios), pero tengo buen corazón JAJAJAJA (La maldad tiene buen corazón???).
El ocasional rival (quien gentilemente me invitó un café, rechazado por supuesto), me trató de cobarde, de infradotado mental (jeje "boludo" en dos palabras, un gran logro literario) así que me puse a llorar (JAJAJAJAJA).
Aprendí algo... cuando las ideas se encuentran es difícil separar lo racional, de lo personal, de lo hormonal. Pero también sé que el poder, bueno EL PODER... corrompe. Y los usuarios de internet tenemos el tremendo PODER de poner comentarios, de hacer blogs y de joder a las personas (que nos caen mal).
Ese poder... del que abusan algunas personas (a las que comenté en sus blogs pero no quiero decir su nombreeeeeee) debe servirnos para discutir las ideas (corrijo: NUESTRAS ideas porque son propiedad nuestra y no son cosas que están volando por el éter y que se peleen solitas) sin ofender ni sentirnos ofendidos. Como dice Blavatsky "Apártate del aplauso, oh tú, devoto. El aplauso conduce al engaño propio. Tu cuerpo no es el yo; tu YO existe por sí mismo independientemente del cuerpo, y no le afectan ni los elogios ni los vituperios."
Nuestro amigo Leonardo Boff, dijo: "Creo que Ratzinger tiene una limitación: que no tiene ninguna duda, y los que no tienen dudas no están abiertos al diálogo y tienen dificultad de aprender". Y eso les pasa a varios políticos, opinadores profesionales y blogueros, cuyos diálogos "abiertos" son monólogos de su estrechez mental y vanidad.
Eones y parsecs nos separan, amigos y rivales. Yo aprendiendo, descubriéndome y uds. con la verdad.
Pero así es el mundo de guerrero... morir en batalla es un honor.


Ahora... voy a averiguar si realmente mi blog no acepta comentarios. Y a ver si aprendo a insultar bonito y elocuente.
Abrazos (incluso para "ocasional rival").